Subscribe:

Labels

carrera (5) diario (16) examenes (5) google (1) humor (4) libros (2) mejillón (8) música (7) películas (1) reflexiones (3) relleno (7)

miércoles, 12 de agosto de 2009

"Estás loca"

“Estás loca” le repetían una y otra vez. Ella pensaba que si le hubieran dado una moneda de 50 céntimos por cada vez que le dedicaban esa frase a esas altura de su vida le faltaría muy poco para ser millonaria. Pero una vez más, como siempre, hizo caso omiso y salió corriendo como si le fuera la vida en ello. Llegó al aeropuerto, exhausta por la carrera, sintiendo como el corazón se le salía por la boca y notaba esos molestos latidos como si fueran martillazos en sus sienes. Se paró en seco para buscarle. Le encontró en la puerta de embarque, cabizbajo pero dispuesto a marcharse. Ella comenzó a correr otra vez más, él se iba y ella tenía algo que decirle. El cruzó esa maldita puerta y ella comenzó a gritar su nombre en vano, no la escuchó. De nada sirvió intentar lidiar con el personal del aeropuerto. Él ya se había ido. Ella se quedó mirando el avión por la ventana y desecha en un mar de lágrimas susurraba una vez tras otra “te quiero”.

Pero ya era tarde. Él no podía escucharla.

2 comentarios:

Hada dijo...

A veces callamos cuando deberíamos hablar y hablamos cuando debemos callar. Creo que lo mejor es no guardarse nada.

Por cierto, yo también sería millonaria si me dieran una moneda cada vez que me llamaran loca, pero resulta que ciertas locuras resultan ser buenas ideas, y muchas otras nos hacen felices, así que... qué más da?

Abrazos!

Carolina dijo...

Vale, por qué no he visto yo esto antes?

Me encanta, de verdad. Es triste a la vez que precioso.
Esa situación es horrible, pero siempre hay aviones que se pierden...

Besos enormes