Subscribe:

Labels

carrera (5) diario (16) examenes (5) google (1) humor (4) libros (2) mejillón (8) música (7) películas (1) reflexiones (3) relleno (7)

domingo, 1 de noviembre de 2009

¿Agobio? ¡Qué va!

Llevo unas semanas un poco bastante agobiada con todo lo que nos mandan para clase. Con esto creo que defiendo mi especialidad, no todos los magisterios son de primaria, educación física o infantil (aunque con Bolonia, nos queda poco... ahora no sé a quien irán a joder). Magisterio con especialidad en Lenguas Extranjeras existe (bueno, con Bolonia ya no, pero los que estamos ahí os podemos asegurar que bastante jodido, al menos en la UCLM, que ya me han dicho que en Granada se tocan los pies), con sus Lenguas Inglesas (hasta la V), Lingüísticas Inglesas, Lingüística Española, y un puñado de asignaturas que empiezan por "Psicología" o "Bases" y otro montón que terminan en "y su Didáctica".

Además, soy masoca. Quien me conozca un poco sabe de mi adversión a la religión, casi en especial a la Católica, ¿qué le vamos a hacer?. La verdad es que me gusta conocerlas todas, es curioso e interesante. Pero nunca me ha gustado aceptar algo que el resto de mi familia ha dado por hecho durante generaciones porque sí. Quiero decir, todos bautizados, creyentes.. tal y tal. A mi nadie me preguntó si quería ser bautizada o hacer la comunión... ni siquiera al meterme en un colegio de monjas cuando tenía 3 años (pero eso es aparte, porque no puedo quejarme de mi colegio... yo era la niña mimanda, ¿hay algo mejor?).

El caso es que como pensé que eran asignaturas fáciles, allá que fui y elegí Doctrina Católica y su Didáctica I como optativa y Doctrina Católica y su Didáctica II de libre, 6 créditos cada una. Vale, pensé, yo voy, escucho... y ya está. ¿Que me van a preguntar que no sepa después de estar 14 años de mi vida en un colegio de monjas?. El caso es que cada vez que toca clase salgo quemada, muy quemada. La asinatura la da un cura, no podría ser de otro modo, que es muy irrespetuoso con los no creyentes o con los que son de otra religión. Para él, los agnósticos son gilipollas y los ateos una panda de blasfemos no más inteligentes que los agnósticos.

A ver... esas cosas me indignan. Tú tienes tus creencias, y yo las respeto, me callo y tomo apuntes. Pero no me parece justo que por no querer dar Francés II o Comentario de Textos en Lengua Inglesa (que es realmente por lo que elegí estas asignaturas) tengas derecho a insultarme. Cuando se lo comenté a mi madre me dijo: " Tu tranquila, no te molestes por esas tonterías, no dejes que te convenzan ni cambies lo que tus creencias por lo que diga ese fanático." No me gusta para nada la forma en la que se refiere a otras religiones que no son la suya, habla con un desprecio enorme y a la mayoría las cataloga de sectas. Y luego se pone a decir palabros raros que ni él sabe escribir... yo pensaba que en el examen preguntaría las típicas cosas que todos sabemos, Navidad, Semana Santa... pero parece que esto va a ser más chungo de aprobar que de soportar. Además al padre de mi compañera de piso (sí, por lo que se ve está ahí desde que crearon la facultad) le suspendió por decir lo siguiente: "¡Viva el comunismo!". Tócate los cojones, Mariloli. Si escuchara lo que pasa por mi mente...

Además este año el horario es lo peor. Normalmente entro a las 9.30, salgo a las 14.30 vuelvo a las 16.30 y tengo clase hasta las 19.30 o las 20... y porque es a la hora a la que tengo que estar en la Escuela de idiomas, vamos, que mi jornanda suele terminar a las 21. Llego al piso cansada y con sueño, pero no... no puedo simplemente sentarme un rato en el sofá e irme a dormir, no. Tengo que hacer trabajos, ejercicios y hasta ensayos en inglés. Por suerte los viernes no tengo clase, así que aprovecho la mañana para quedar con Fernando y ponernos al día con los trabajos de Modelado y luego por la tarde al bus de camino al pueblo.

Apenas tengo tiempo para salir los jueves o los sábados, aunque he de reconocer que la semana pasada en el Intercampus aproveché bastante bien, volvimos a mi piso cuando cerraron todos los bares a eso de las 6 y pico de la mañana y nos preocupaba más los ruidos de las tripas de Alicia que tener que levantarnos a las 10.

Ya otro día contaré mi primera experiencia con los niños en el cole... que también tiene lo suyo.

4 comentarios:

Carolina dijo...

Respecto a la última frase que has escrito...siiii! cuéntanos!!!

Sobre lo demás, te diré que medio te entiendo, porque me pongo en tu situación. Pero nunca he ido a religión, ni estoy bautizada ni ná. Ni siquiera me pusieron agujericos en las orejas cuando nací.
Mucho ánimo con todo y recuerda con lo de religión que Dios te lo devolverá de algún modo.
Un beso grande

Lorena dijo...

Pasa del hombrecito.... limitaté a tomar apuntes y a intentar aprobar su asignatura, piensa que cuanto antes la apruebes antes te la quitas del medio
y yo tb quiero saber la experiencia con los niños en el cole!
besos!

Hada dijo...

La tolerancia y el respeto hacia los demás es importante y humano... lástima que no todos lo vean así. Todos tenemos derecho a creer en lo que nos parezca y merecemos respeto y consideración.
Lamentablemente en esos casos, tal vez es mejor hacernos de oídos sordos ante palabras insensatas e insolentes.

Abrazos!

PD: te deseo buena suerte en ese curso =)

Aída dijo...

Ey ey ey... Arriba ese ánimo!! Arriba las carreras de lengua inglesa!! Lo estás haciendo genial y NO TE PUEDEN QUITAR LA ILUSIÓN!!

Ten paciencia, que dentro de poco tendrás más tiempo libre. Un besazo